El maestro y el escorpión

Un maestro que paseaba por el bosque con su discípulo, vio que un escorpión se estaba ahogando en un riachuelo, y decidió sacarlo del agua.

Pero cuando lo hizo, el escorpión le atacó. Retiró rápidamente la mano, y el animal cayó de nuevo al agua. Intentó sacarlo otra vez, y el alacrán lo volvió a atacar.

El alumno, que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo:

– Maestro, ¿porqué no lo deja morir? En realidad lo merece, es un animal malvado, que le ataca cuando usted sólo intenta salvarlo. Además, cada vez que intente sacarlo del agua le atacará.

El maestro respondió:

– La naturaleza del escorpión es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar.

Y entonces, ayudándose de una hoja, el maestro lo sacó del agua.


Uno de mis cuentos favoritos. La primera reacción, responder con la misma moneda: ¡Ok, la próxima vez yo haré lo mismo… !

Me gusta saludar a la gente. Saludo a alguien y no responde, escuece, y llega la reacción: ¡antipátic@!, no te vuelvo a saludar… Entonces te das cuenta de que esa persona te está cambiando…

Cuesta, pero una nueva percepción no puede tomar como base lo que hagan los demás.

Como dice la moraleja del cuento: No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño; sólo toma precauciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *